pizzero.com.

pizzero.com.

Secretos de la pizza romana: crocante y deliciosa

Secretos de la pizza romana: crocante y deliciosa

Introducción

La pizza es uno de los platos más populares en todo el mundo, pero no todas las pizzas son iguales. Una de las variantes más deliciosas y apreciadas es la pizza romana, que es conocida por su crocantez y sabor único. En este artículo, te enseñaremos los secretos de la pizza romana para que puedas disfrutar de una pizza deliciosa y perfectamente cocida en casa.

La masa

El secreto de la crocantez de la pizza romana se encuentra en la masa, que debe ser fina y crujiente. Para obtener esta textura, es importante utilizar harina de trigo tipo '00', que es una harina fina y de bajo contenido de gluten. También es importante amasar la masa durante bastante tiempo, para lograr una textura uniforme y elástica que se estire fácilmente.

Para hacer la masa de pizza romana, necesitarás:

  • 500 gramos de harina de trigo tipo '00'
  • 7 gramos de levadura seca
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal

Mezcla la harina con la levadura seca y la sal en un bowl grande. Agrega el agua tibia y mezcla hasta que la masa se una. Coloca la masa sobre una superficie enharinada y amasa durante unos 10 minutos hasta que quede suave y elástica. Deja reposar la masa en un bowl engrasado con aceite, tapado con un paño, durante al menos 1 hora o hasta que la masa haya doblado su tamaño.

El tomate

El tomate es el ingrediente principal de la salsa de pizza y es clave para el sabor de la pizza romana. A diferencia de otras variantes de pizza, la pizza romana utiliza tomates frescos y maduros que se pelan previamente y se trituran con un poco de sal y aceite de oliva. Esta salsa es sencilla pero deliciosa y hace que la pizza tenga un sabor muy auténtico.

Para hacer la salsa de tomate para la pizza romana, necesitarás:

  • 1 kilo de tomates frescos y maduros
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Escalda los tomates en agua caliente durante unos segundos para pelarlos fácilmente. Corta los tomates en cuartos y retira las semillas. Tritura los tomates con una licuadora o batidora de mano. Agrega la sal y el aceite de oliva y mezcla bien.

Los ingredientes

La pizza romana tradicional no lleva una cantidad excesiva de ingredientes, sino que se basa en utilizar ingredientes frescos y de calidad. Algunos de los ingredientes más comunes para la pizza romana son:

  • Queso mozzarella fresco
  • Pepperoni
  • Albahaca fresca
  • Aceitunas negras
  • Tomates cherry
  • Jamón crudo

Recuerda que la cantidad de ingredientes que uses también puede afectar la crocantez de la pizza, por lo que es importante no sobrecargarla.

El horno

Para obtener una pizza romana auténtica y crocante, es imprescindible cocinarla a muy alta temperatura en un horno de piedra o similar. Si no cuentas con un horno de piedra, puedes usar una piedra para pizza que se calienta previamente en el horno. Es importante precalentar el horno durante al menos 30 minutos a la temperatura máxima.

La cocción de la pizza romana debe ser rápida, de 8 a 12 minutos, y siempre se busca obtener una masa crocante, que quede dorada y que los ingredientes se fundan bien en la superficie. Si no tienes mucho espacio en el horno, te recomendamos cocinar la pizza en dos tiempos, para asegurarte de que la masa quede bien cocida.

Conclusión

La pizza romana es una de las variantes más deliciosas y auténticas de la pizza. Para lograr una pizza deliciosa y crocante, es importante utilizar ingredientes de calidad, amasar la masa durante suficiente tiempo y cocinarla a alta temperatura en un horno de piedra o similar. Con estos consejos, podrás disfrutar en casa de una auténtica pizza romana.