Salsas para pizzas veganas que no decepcionarán a nadie

Salsas para pizzas veganas que no decepcionarán a nadie

Si eres un amante de la pizza y sigues una dieta vegana, seguro que ya sabes que una de las mayores limitaciones que tienes es encontrar una buena salsa para tu pizza. Afortunadamente, la oferta de productos veganos ha crecido mucho en los últimos años, y ahora hay muchas opciones para hacer salsas para pizzas veganas deliciosas.

En este artículo, vamos a explorar algunas de las mejores salsas para pizzas veganas que no decepcionarán a nadie. Desde las tradicionales salsas de tomate hasta opciones más innovadoras como pesto o hummus, hay algo para todos los gustos. Así que sigue leyendo para descubrir cómo puedes hacer una deliciosa salsa para pizza vegana en casa.

Salsa de tomate clásica

La salsa de tomate es probablemente la opción más popular para la pizza. Y aunque suene obvio, vale la pena destacar que no todas las salsas de tomate son creadas iguales. En realidad, es muy fácil hacer una salsa de tomate sabrosa en casa, y así puedes tener el control sobre los ingredientes que añades.

Para hacer una salsa de tomate clásica, necesitas tomates pelados (puedes usar frescos o de lata), ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Simplemente sofrie el ajo picado en un poco de aceite de oliva, añade los tomates y la sal, y deja cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos. Si quieres una textura suave, puedes pasar la salsa por la batidora al final. Si la salsa queda muy líquida, puedes dejarla cocinar un poco más hasta que espese.

Salsa de pesto

El pesto es una opción menos común para la pizza, pero definitivamente merece la pena probarla. En lugar de una salsa de tomate a base de tomates, la base del pesto es la albahaca fresca y los piñones. La salsa se mezcla con aceite de oliva y ajo para crear una salsa verde y deliciosa.

Para hacer una salsa de pesto vegana, necesitas albahaca fresca, piñones, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta obtener una textura suave. Si quieres hacer un pesto más suave y menos intenso, puedes añadir hojas de espinaca o rúcula a la mezcla.

Salsa de hummus

El hummus es una opción más inusual para la pizza, pero definitivamente vale la pena probarla si eres un amante del hummus. La salsa es a base de garbanzos, tahini, ajo, limón y especias, y se mezcla con un poco de aceite de oliva y agua para obtener la textura adecuada.

Para hacer una salsa de hummus para la pizza, necesitas garbanzos cocidos, tahini, ajo, zumo de limón, comino, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta obtener una textura suave. Si la salsa queda demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua o más aceite de oliva.

Salsa de tomate con remolacha

Si quieres darle un toque especial a tu salsa de tomate clásica, puedes añadir un poco de remolacha. La remolacha no solo le da un color rojo oscuro increíble a la salsa, sino que también le añade un sabor dulce y terroso.

Para hacer una salsa de tomate con remolacha, necesitas tomates, remolacha cocida, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla todos los ingredientes en un procesador de alimentos o batidora hasta obtener una textura suave. Si la salsa queda demasiado líquida, puedes añadir una cucharada de pasta de tomate para espesar.

Salsa de champiñones y anacardos

Esta salsa es perfecta si quieres añadir un sabor más intenso y cremoso a tu pizza. La base de la salsa es una mezcla de champiñones salteados y anacardos remojados en agua (o leche vegetal). La salsa se mezcla con aceite de oliva, ajo y sal para obtener un sabor delicioso.

Para hacer una salsa de champiñones y anacardos, necesitas champiñones, anacardos, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Saltea los champiñones con un poco de ajo y aceite de oliva hasta que estén dorados y tiernos. En otro recipiente, mezcla los anacardos remojados con un poco de agua o leche vegetal hasta obtener una textura suave. Mezcla los champiñones con la crema de anacardos y añade más agua o leche vegetal si es necesario para obtener la textura adecuada.

Conclusión

Como puedes ver, hay muchas opciones para hacer salsas para pizzas veganas deliciosas en casa. Desde las tradicionales salsas de tomate hasta opciones más innovadoras como pesto y hummus, siempre hay algo nuevo que probar. Así que no te limites a los ingredientes que ya conoces y experimenta con nuevas opciones para encontrar tu salsa favorita. ¡Buen provecho!