Masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno: un sabor más singular, ¡muy apetitoso!

Introducción

La pizza es uno de los platos más populares de la cocina italiana. Su base, la masa, es el elemento clave que define el sabor y la textura de una buena pizza. En los últimos años, ha surgido una tendencia hacia el uso de masas madre en la elaboración de la masa de pizza. Las masas madre son una forma natural y antigua de fermentación, que aporta sabor y aroma únicos a la masa. En este artículo vamos a hablar de la masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno. Esta combinación nos ofrece una pizza con un sabor más singular, muy apetitoso y, además, sin gluten. Así que, sin más preámbulo, ¡empecemos!

¿Qué es el trigo sarraceno?

El trigo sarraceno es una planta originaria de Asia, aunque actualmente se cultiva en todo el mundo. Aunque se le llama trigo, no está relacionado con esta gramínea. El trigo sarraceno es en realidad una semilla, y no un cereal. Es una forma de pseudocereal, al igual que la quinoa o el amaranto. Esto significa que tiene una composición nutricional diferente a los cereales, ya que es rico en proteínas, fibra y minerales como el magnesio, el hierro y el calcio. Además, el trigo sarraceno es uno de los pocos alimentos vegetales que contienen todos los aminoácidos esenciales. Por lo tanto, es una fuente importante de proteínas para las personas vegetarianas y veganas.

¿Qué es la masa madre?

La masa madre es una mezcla de harina y agua que se deja fermentar durante varios días. Durante este proceso, las bacterias y levaduras presentes en la harina comienzan a descomponer los carbohidratos y proteínas de la mezcla, produciendo ácido láctico y otros compuestos aromáticos. Estos compuestos son los que le dan su sabor y aroma característicos a la masa madre. La masa madre se utiliza como levadura natural en la elaboración de la masa de pizza. En lugar de añadir levadura comercial, se añade una pequeña cantidad de masa madre. La masa madre actúa lentamente y fermenta la masa durante varias horas o incluso días, lo que da como resultado una masa más sabrosa y ligera.

¿Cómo hacer la masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno?

Para hacer la masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno necesitamos: - 200 gramos de harina de trigo sarraceno - 100 gramos de harina de arroz - 150 gramos de masa madre de trigo sarraceno - 200 ml de agua tibia - 1 cucharadita de sal - Aceite de oliva Para hacer la masa, seguimos los siguientes pasos: 1. En un bol grande, mezclamos las harinas de trigo sarraceno y de arroz y la sal. Hacemos un agujero en el centro y añadimos la masa madre y el agua tibia. 2. Mezclamos todos los ingredientes con una cuchara de madera hasta que se integren bien. La mezcla quedará muy pegajosa y húmeda. 3. Cubrimos el bol con un paño húmedo y lo dejamos reposar durante 8-12 horas a temperatura ambiente. 4. Después de este tiempo, la mezcla habrá fermentado y aumentado su volumen. La masa estará muy blanda y esponjosa. 5. Precalentamos el horno a 220 grados. 6. Ponemos la masa sobre una superficie enharinada y la trabajamos con las manos. Es importante no añadir demasiada harina, ya que la masa debe quedar suave y elástica. 7. Formamos una bola con la masa y la ponemos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. 8. Añadimos los ingredientes que queramos a la pizza y la horneamos durante unos 15-20 minutos o hasta que esté dorada. 9. Sacamos del horno y dejamos enfriar durante unos minutos antes de cortarla y servirla.

Variantes de la masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno

La masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno se presta a muchas variantes y combinaciones. Aquí te dejamos algunas ideas: - Pizza de calabacín y queso de cabra: cortamos finas rodajas de calabacín y las ponemos sobre la masa de pizza. Añadimos queso de cabra y un poco de sal. Horneamos como de costumbre. - Pizza de anchoas y aceitunas: ponemos sobre la masa de pizza aceitunas negras y anchoas. Añadimos un poco de tomate triturado y queso mozzarella, y horneamos. - Pizza de verduras a la parrilla: cortamos en trozos pimiento, cebolla y berenjena y las asamos a la parrilla. Ponemos sobre la masa de pizza y añadimos queso feta y un chorrito de aceite de oliva. Horneamos como de costumbre.

Conclusión

En conclusión, la masa de pizza con masa madre de trigo sarraceno es una opción deliciosa y nutritiva para las personas que buscan una pizza sin gluten y con un sabor más singular. La combinación del trigo sarraceno y la masa madre aporta una textura ligera y crujiente, y un sabor auténtico que no se consigue con la masa comercial. Además, la masa madre es una forma de fermentación natural y antigua que aporta numerosos beneficios para la salud. ¡Prueba esta masa y sorprende a tus invitados con una pizza diferente y muy apetitosa!