pizzero.com.

pizzero.com.

La pizza de Chicago: ¡mucho queso, por favor!

La pizza de Chicago: ¡mucho queso, por favor!

Introducción

La pizza es una de las comidas más populares en todo el mundo. Cada región tiene su variación de esta deliciosa comida, y la pizza de Chicago no es la excepción. Conocida por su gran cantidad de queso y su corte en forma de cuadrados, la pizza de Chicago es un verdadero festín para aquellos que disfrutan de los sabores intensos y indulgentes. En este artículo, vamos a explorar todo lo que necesitas saber sobre la famosa pizza de Chicago.

La historia de la pizza de Chicago

La pizza de Chicago se remonta a la década de 1940, cuando los inmigrantes italianos comenzaron a influir en la escena culinaria de la ciudad. Fue entonces cuando la pizza se convirtió en un elemento básico en los menús de los restaurantes italianos de Chicago. A medida que aumentaba su popularidad, los chefs comenzaron a experimentar con los ingredientes y la preparación de la pizza, lo que llevó a la creación de la icónica pizza de Chicago.

La crosta

La crosta de la pizza de Chicago es lo que la distingue de otros estilos de pizza. Es gruesa, similar a un pan y tiene una textura firme pero tierna. Para lograr este resultado, la masa se coloca en un molde y luego se presiona hacia abajo para formar la crosta alta. Una vez que la crosta está formada, se hornea en el horno a altas temperaturas para asegurarse de que la masa se cocine adecuadamente.

La salsa

La salsa de la pizza de Chicago es simple pero deliciosa. Es a base de tomate y tiene un sabor suave y ligeramente ácido. La cantidad de salsa utilizada en la pizza de Chicago es menor en comparación con otros estilos de pizza, ya que el protagonista aquí es el queso.

El queso

El queso es el elemento principal de la pizza de Chicago. Si te gusta el queso, ¡esta pizza es definitivamente para ti! La pizza de Chicago está cubierta de una gran cantidad de queso mozzarella que se funde en los bordes de la crosta, creando una capa de queso derretido y crispy que es simplemente irresistible. Además del queso mozzarella, la pizza de Chicago también puede incluir queso provolone, queso parmesano o queso cheddar.

Los ingredientes

La pizza de Chicago puede ser muy versátil cuando se trata de los ingredientes. Puedes crear una pizza de sabor clásico con pepperoni y champiñones, o ser más aventurero y probar ingredientes como salchicha italiana, pimientos, cebolla y aceitunas. Algunos lugares también ofrecen pizzas de especialidad, que incluyen ingredientes como camarones, alcachofas y espinacas.

Los mejores lugares para probar la pizza de Chicago

Si viajas a la Ciudad de los Vientos, definitivamente debes probar la pizza de Chicago en uno de sus muchos lugares icónicos. Aquí hay una lista de algunos de los lugares más populares para probar esta deliciosa pizza:
  • Giordano's
  • Lou Malnati's
  • Gino's East
  • Pizzeria Uno
  • Pequod's
Cada uno de estos lugares tiene su propia variación de la pizza de Chicago, pero todos ofrecen la misma cantidad generosa de queso y una crosta tierna y deliciosa.

Consejos para preparar tu propia pizza de Chicago en casa

Si no puedes viajar a Chicago para probar su famosa pizza, no te preocupes, puedes preparar tu propia pizza estilo Chicago en casa. Aquí hay algunos consejos para hacerlo:
  • Usa una sartén para hornear con borde alto. Si no tienes un molde para pizza, una sartén para hornear con borde alto es una excelente alternativa. Simplemente presiona la masa en la sartén y sigue los mismos pasos que usarías para un molde.
  • No escatimes en el queso. La pizza de Chicago es famosa por su gran cantidad de queso, así que asegúrate de cubrirla con suficiente queso mozzarella.
  • Hornea la pizza a alta temperatura. Asegúrate de que tu horno esté bien precalentado y hornea la pizza a una temperatura alta (unos 230ºC) para obtener una crosta dorada y crujiente.

Conclusión

La pizza de Chicago es un elemento básico en la escena culinaria de la ciudad y es amada por su gran cantidad de queso y su exquisita crosta tierna y crujiente. Ya sea que la pruebes en uno de los muchos lugares famosos de la ciudad o que la prepares en casa, no puedes equivocarte con esta deliciosa pizza. ¡Mucho queso, por favor!