pizzero.com.

pizzero.com.

\ La pizza con masa de calabacín, una opción sin gluten y baja en calorías

\ La pizza con masa de calabacín, una opción sin gluten y baja en calorías

La pizza con masa de calabacín, una opción sin gluten y baja en calorías

La pizza es uno de los platos más populares en todo el mundo. Se trata de una comida fácil y rápida de preparar, que se adapta a cualquier gusto y que, además, es deliciosa. Sin embargo, la pizza suele ser una opción poco saludable, pues se elabora con una masa rica en carbohidratos y grasas. Esto puede ser un problema para quienes buscan cuidar su alimentación, sobre todo si se trata de personas con intolerancia al gluten o que desean seguir una dieta baja en calorías.

Pero ¿y si te dijera que existe una opción de pizza mucho más saludable y deliciosa que la tradicional? Se trata de la pizza con masa de calabacín, una alternativa sin gluten y baja en calorías que te permitirá disfrutar de este plato sin remordimientos. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta opción saludable, desde los ingredientes para elaborarla hasta las mejores combinaciones de toppings.

¿Por qué la pizza con masa de calabacín es una opción saludable?

Para entender por qué la pizza con masa de calabacín es una opción saludable, es importante conocer los beneficios nutricionales de este vegetal. El calabacín es un alimento rico en vitaminas y minerales como el potasio, el calcio, el fósforo y el magnesio, además de contener fibra y antioxidantes. También es un alimento bajo en calorías, pues contiene un alto porcentaje de agua y muy pocos hidratos de carbono. Por estas razones, el calabacín es un ingrediente ideal para quienes buscan cuidar su alimentación sin renunciar al sabor.

¿Cómo se prepara la masa de calabacín?

Para preparar la masa de calabacín, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 2 calabacines medianos
- 2 huevos
- 1/2 taza de queso rallado
- 1/2 taza de harina de almendra
- Sal y pimienta al gusto

Para comenzar, lava bien los calabacines y córtalos en rodajas finas. Colócalos en un recipiente y añade sal al gusto. Deja reposar durante unos minutos para que el calabacín suelte agua. Pasado este tiempo, escurre el agua y coloca el calabacín en una procesadora de alimentos. Agrega los huevos, el queso rallado y la harina de almendra, y procesa hasta obtener una mezcla homogénea. Añade sal y pimienta al gusto.

A continuación, precalienta el horno a 180 grados. Coloca la mezcla de calabacín en una bandeja para hornear y extiéndela con una espátula hasta obtener una masa uniforme. Hornea durante unos 15 minutos o hasta que la masa esté dorada. Retira del horno y deja enfriar antes de añadir los ingredientes de tu elección.

¿Cuáles son las mejores combinaciones de toppings para la pizza de calabacín?

Una de las ventajas de la pizza con masa de calabacín es que se adapta a cualquier topping que desees añadir. Aquí te dejamos algunas ideas para que te inspires y puedas preparar tus propias combinaciones:

- Pizza de tomate y albahaca: para esta opción, coloca una capa de salsa de tomate sobre la masa de calabacín y espolvorea hojas de albahaca fresca. Añade mozzarella rallada y hornea durante unos minutos hasta que el queso se derrita.

- Pizza de champiñones y cebolla: para esta opción, corta champiñones y cebolla en rodajas y saltéalos en una sartén con un poco de aceite. Coloca las verduras sobre la masa de calabacín y añade queso de cabra. Hornea durante unos minutos.

- Pizza de pollo y pesto: para esta opción, corta pechuga de pollo en cubos y cocínalos en una sartén con un poco de aceite y sal. Coloca una capa de pesto sobre la masa de calabacín y añade el pollo. Añade queso mozzarella y hornea durante unos minutos.

- Pizza de jamón serrano y rúcula: para esta opción, coloca una capa de salsa de tomate sobre la masa de calabacín y añade jamón serrano en lonchas. Hornea durante unos minutos y, al sacarla del horno, espolvorea rúcula fresca sobre la pizza.

¿Te animas a probar la pizza con masa de calabacín? ¡Cuéntanos qué combinación te gusta más!