pizzero.com.

pizzero.com.

Cómo preparar una salsa de tomate perfecta para tu pizza

Cómo preparar una salsa de tomate perfecta para tu pizza

Introducción

La salsa de tomate es uno de los ingredientes más importantes en la preparación de la pizza. Es la base en la que se apoya el resto de los ingredientes y por eso es muy importante que sea de buena calidad y que esté bien preparada. En este artículo te explicaré cómo preparar una salsa de tomate perfecta para tu pizza.

Elige los tomates adecuados

El primer paso para preparar una salsa de tomate perfecta es elegir los tomates adecuados. Los mejores para esta tarea son los tomates Roma, porque tienen menos agua y más pulpa que otras variedades de tomate. Esto significa que la salsa quedará más espesa y tendrá más sabor. Si no encuentras tomates Roma, también puedes utilizar tomates pera o cualquier otra variedad de tomate que tenga mucha pulpa y poco agua.

Pela y quita las semillas

Una vez que tienes los tomates adecuados, el próximo paso es pelarlos y quitarles las semillas. Para pelarlos, pon los tomates en agua hirviendo durante unos segundos y luego pásalos a agua fría. Esto suavizará la piel y te permitirá pelarlos fácilmente. Para quitarles las semillas, corta los tomates por la mitad y retira las semillas con una cuchara.

Trocea los tomates

Después de pelar y quitar las semillas, trocea los tomates en cubos pequeños. No los tritures demasiado porque queremos que la salsa tenga un poco de textura.

Prepara los ingredientes

Para hacer una salsa de tomate perfecta, también necesitarás preparar otros ingredientes. Pica una cebolla pequeña, dos dientes de ajo y unas hojas de albahaca fresca. También necesitarás sal y aceite de oliva.

Sofríe la cebolla y el ajo

En una sartén grande, pon a calentar un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y el ajo picados y sofríelos a fuego medio hasta que estén dorados y suaves. Este es el momento de agregar una pizca de sal para realzar el sabor.

Agrega los tomates y la albahaca

Cuando la cebolla y el ajo estén dorados, agrega los tomates troceados y las hojas de albahaca fresca picadas. Mezcla todo y deja que se cocine a fuego medio-bajo durante unos 20 minutos. De vez en cuando debes mover la salsa para que no se pegue al fondo de la sartén.

Tritura la salsa (opcional)

Después de los 20 minutos de cocción, puedes dejar la salsa como está o puedes triturarla con una batidora para hacerla más fina. Esto es opcional y depende del tipo de pizza que quieras hacer. Si prefieres una salsa más gruesa, déjala tal como está y si prefieres una salsa más fina, tritúrala con la batidora.

Prueba y ajusta la sazón

El último paso es probar la salsa y ajustar la sazón. Si crees que le falta sal, agrégala poco a poco hasta que esté al gusto. Si quieres un sabor más intenso, agrega más albahaca fresca.

Conclusión

Ahora que sabes cómo preparar una salsa de tomate perfecta para tu pizza, ya estás listo para sorprender a tus amigos y familiares con tus habilidades culinarias. Recuerda que la salsa de tomate es uno de los ingredientes más importantes en la preparación de la pizza, así que no escatimes en su preparación. Asegúrate de utilizar los tomates adecuados, de pelarlos y quitarles las semillas, de trocearlos bien y de agregar los ingredientes en el momento adecuado. ¡Bon appétit!