Cómo hacer una deliciosa masa de pizza casera

Cómo hacer una deliciosa masa de pizza casera

Si eres un amante de la pizza, seguramente has probado distintas recetas y estilos de masa. Hay quienes prefieren las masas finas y crujientes, mientras que otros optan por una masa más gruesa y esponjosa. Sin embargo, hay una cosa en la que todos los amantes de la pizza están de acuerdo: nada se compara con la satisfacción de hacer tu propia masa casera. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una deliciosa masa de pizza casera que impresionará a todos aquellos a quienes se la sirvas.

Ingredientes:

- 500g de harina 00
- 300ml de agua tibia
- 25g de levadura fresca
- 1 cucharada de sal
- 1 cucharada de azúcar
- 2 cucharadas de aceite de oliva

Instrucciones:

1. En un recipiente, disuelve la levadura fresca en el agua tibia junto con el azúcar.
2. En un bol grande, mezcla la harina con la sal.
3. Agrega la mezcla de levadura y el aceite de oliva a la harina y comienza a mezclar todo con tus manos o con una batidora de cocina.
4. Amasa la mezcla durante unos minutos hasta que se forme una masa uniforme y elástica. Si la mezcla está un poco seca, agrega un poco más de agua tibia. Si está pegajosa, agrega un poco de harina.
5. Pasa la masa a un bol previamente engrasado con aceite y cúbrelo con un paño húmedo.
6. Deja que la masa repose y leve en un lugar tibio durante aproximadamente una hora o hasta que doble su tamaño.

7. Una vez que la masa haya levado, pásala a una tabla de amasar previamente enharinada. Divide la masa en dos o tres porciones, dependiendo del tamaño de las pizzas que desees hacer.
8. Comienza a estirar la masa con tus manos o con un rodillo. Hazlo sobre la tabla enharinada, espolvoreando un poco de harina por encima para evitar que se pegue. Estira la masa hasta que tenga el grosor deseado para tu pizza.
9. Coloca la masa estirada sobre una bandeja para horno previamente enharinada. Añade los ingredientes que prefieras y hornea a 220ºC durante unos 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y los ingredientes estén completamente cocidos.
10. Saca la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortar y servir.

Consejos y trucos:

- Si no tienes acceso a harina 00, puedes utilizar cualquier otra harina para todo uso, aunque la textura de la masa puede variar ligeramente.
- Para una masa aún más esponjosa, agrega una cucharada de yogur natural a la mezcla durante el amasado.
- Si quieres hacer una pizza más fina y crujiente, estira la masa aún más fina y colócala en una bandeja previamente enharinada. Hornea a 250°C durante unos 8-10 minutos o hasta que esté dorada y crujiente.
- Experimenta con distintos ingredientes y sabores para hacer tu pizza favorita. Algunas ideas incluyen pepperoni, mozzarella, champiñones, cebolla y pimiento.
- Si te sobra masa, no la desperdicies. Envuelve la masa en papel film y guárdala en la nevera durante unos días. También puedes congelar la masa para usarla en otra ocasión.

En conclusión, hacer una deliciosa masa de pizza casera no es difícil. Solo necesitas un poco de tiempo, paciencia y los ingredientes adecuados. Una vez que pruebes la satisfacción de hacer tu propia pizza, nunca volverás a comprar masa prehecha. ¡Anímate a hacer tu propia masa y disfrutar de una auténtica pizza casera!