5 salsas caseras deliciosas para tus pizzas

Introducción

Desde hace mucho tiempo, la pizza se ha convertido en una de las comidas favoritas de muchas personas. Esta popularidad ha llevado a que cada vez sea más común encontrar pizzerías en casi cualquier lugar del mundo. No obstante, aunque hay muchas opciones de pizzas disponibles, pocas cosas pueden superar la experiencia de preparar una pizza casera. Por esta razón, hoy queremos compartir contigo cinco salsas caseras deliciosas para tus pizzas.

Salsa marinara

La salsa marinara es una de las opciones más comunes para las pizzas. Esta salsa tiene un sabor intenso y un poco ácido, lo que la hace perfecta para combinar con queso y otros ingredientes fuertes como la carne. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1/4 de taza de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 lata de tomates pelados y triturados
  • 1/4 de taza de vino blanco
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta al gusto
Para preparar la salsa, debes calentar el aceite de oliva en una sartén grande. Agrega la cebolla y espera a que se dore. Luego, agrega el ajo y deja que se dore también. Después, agrega los tomates, el vino blanco, el orégano y sazona con sal y pimienta. Deja cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos. Luego, retira la salsa de la sartén y déjala enfriar antes de usarla en tus pizzas.

Salsa de tomate con albahaca

La salsa de tomate con albahaca es una variante de la salsa marinara. Esta salsa tiene un sabor fresco y ligero, lo que la hace ideal para pizzas con ingredientes suaves como la mozzarella y las verduras. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 2 latas de tomates pelados y triturados
  • 1/4 de taza de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1/4 de taza de albahaca fresca picada
  • Sal y pimienta al gusto
Para preparar esta salsa, debes calentar el aceite de oliva en una olla grande. Agrega el ajo y espera a que se dore. Luego, agrega los tomates y deja cocinar a fuego lento durante unos 20 minutos. Agrega la albahaca fresca y sazona con sal y pimienta. Deja cocinar durante unos 10 minutos más. Luego, retira la salsa de la olla y déjala enfriar antes de usarla en tus pizzas.

Salsa de queso azul

La salsa de queso azul es una opción más atrevida para las pizzas. Esta salsa tiene un sabor fuerte y salado, lo que la hace perfecta para pizzas con ingredientes como el bacon o las salchichas. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1 taza de queso azul desmenuzado
  • 1/2 taza de yogur griego
  • 1/4 de taza de leche
  • 1 diente de ajo picado
  • Sal y pimienta al gusto
Para preparar la salsa, debes mezclar el queso azul desmenuzado, el yogur griego, la leche y el ajo picado en un procesador de alimentos. Mezcla todo hasta que la salsa quede suave. Sazona con sal y pimienta al gusto. Luego, déjala reposar en la nevera durante al menos una hora antes de usarla en tus pizzas.

Salsa de pesto

La salsa de pesto es otra opción deliciosa para las pizzas. Esta salsa tiene un sabor fresco y un poco picante, lo que la hace perfecta para pizzas con ingredientes como el pollo o los champiñones. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 2 tazas de hojas de albahaca fresca
  • 1/2 taza de nueces
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
Para preparar el pesto, debes mezclar las hojas de albahaca, las nueces, el queso parmesano y el ajo picado en un procesador de alimentos. Mezcla todo hasta que quede una mezcla suave. Agrega poco a poco el aceite de oliva mientras mezclas. Sazona con sal y pimienta al gusto. Luego, déjalo reposar en la nevera durante al menos una hora antes de usarlo en tus pizzas.

Salsa de champiñones

La salsa de champiñones es una opción única para las pizzas. Esta salsa tiene un sabor terroso y suave, lo que la hace ideal para pizzas con ingredientes suaves como el queso ricotta o las espinacas. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1/2 taza de champiñones cortados
  • 1 cebolla picada
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 1/2 taza de crema de leche
  • Sal y pimienta al gusto
Para preparar la salsa, debes calentar un poco de aceite en una sartén grande. Agrega la cebolla y espera a que se dore. Luego, agrega el ajo y los champiñones y deja que se cocinen durante unos 5 minutos. Agrega caldo de pollo y deja cocinar a fuego lento durante unos 10 minutos más. Agrega la crema de leche y sazona con sal y pimienta. Deja cocinar durante unos 5 minutos más. Luego, retira la salsa de la sartén y déjala enfriar antes de usarla en tus pizzas.

Conclusión

En conclusión, estas cinco salsas caseras son una excelente opción para darle un toque especial a tus pizzas. Desde la intensidad de la salsa marinara hasta la suavidad de la salsa de champiñones, hay una opción para cada gusto y preferencia. Así que no dudes en probarlas todas y descubrir cuál es tu favorita. ¡Buen apetito!