Consejos para hacer una pizza saludable

Consejos para hacer una pizza saludable

La pizza es considerada por muchos como una de las comidas más deliciosas. Con su combinación perfecta de masa, queso y otros ingredientes, esta comida puede ser una deliciosa tentación para cualquiera.

Sin embargo, la pizza no siempre tiene la mejor reputación en cuanto a salud se refiere. Por lo general, se le atribuyen los altos niveles de grasas, calorías y carbohidratos simples que contienen.

Por eso, en este artículo te mostraremos cómo hacer una pizza saludable sin tener que sacrificar su delicioso sabor. A continuación, te mostramos algunos consejos para hacer una pizza saludable:

1. Elige bien los ingredientes

El primer paso para preparar una pizza saludable es elegir los ingredientes adecuados. Por ejemplo, es mejor optar por proteínas magras como pollo, pavo o pescado en lugar de carnes rojas grasas como el tocino o la salchicha. También puedes utilizar verduras frescas y especias para añadir sabor a la pizza.

La elección de los quesos también es importante. Toma en cuenta que los quesos bajos en grasas como el queso fresco o el mozzarella son mejores opciones. Además, intenta utilizar cantidades moderadas de queso para reducir la cantidad de calorías y grasas.

2. Usa masa integral

La masa de la pizza es uno de los componentes más importantes de la pizza. La mayoría de las pizzas comerciales suelen utilizar harinas refinadas y azúcares añadidos, así que apuesta por una masa integral hecha en casa para asegurarte de que estás añadiendo una fuente de carbohidratos saludables. Además, la masa integral puede ser más alta en fibra y nutrición.

3. Opciones de salsa más saludables

La salsa de tomate es un elemento fundamental para la pizza, pero muchas veces suele tener bastante azúcar añadido. Puedes optar por hacer tu propia salsa con tomates frescos, cebolla, ajo y hierbas, para controlar su contenido de grasas y azúcares.

Si prefieres una salsa blanca para tu pizza, puedes utilizar yogurt griego en lugar de crema fresca o queso crema para reducir la cantidad de grasas saturadas.

4. Prepara mini pizzas

Si buscas controlar la cantidad que comes, puedes optar por hacer mini pizzas en lugar de la pizza tradicional. De esta manera podrás vigilar mejor las porciones y reducir la cantidad de calorías que ingieres.

5. Prueba diferentes toppings

Por último, pero no menos importante, hay una gran cantidad de ingredientes saludables con los que puedes experimentar para personalizar tu pizza de manera saludable. Puedes agregarle rúcula, espinacas, cebolla, espárragos y verduras de hojas verdes para incrementar el contenido de vitaminas y minerales que necesita tu cuerpo. También puedes añadir hierbas y especias para darle más sabor a tu pizza.

Conclusión

Como puedes ver, hacer una pizza saludable no es tan difícil como pensabas. Solo es necesario seguir algunos consejos simples para comer de manera más saludable. Al experimentar con diferentes ingredientes y elaborar tu propia masa integral, podrás disfrutar de una pizza deliciosa sin sentirte mal por ello. Así que, ¡anímate a poner en práctica estos consejos hoy mismo!